EPISODIO 1 de 3 Historias que se unen (Decide cual continuamos en el proximo episodio)

EPISODIO 1 de 3 Historias que se unen (Decide cual continuamos en el proximo episodio)

Este es un experimento literario interactivo.


Le tengo que poner fuente a la Bati señal… ¿de verdad?

Tres personajes como en las peliculas francesas… Que no tienen nada en comun pero algo en el hilo de la historia les hara compartir y dara sentido… Pero lo interesante es que eres tu el que decide…

El post tendra 3 comentarios para que decidas con tu voto cual de las historias sera extendida en el proximo episodio.

El comentario con mayor recompensa decidira cual historia seguira…



El mediocre oficinista


Fuente
…empezo a apagar su computadora satisfecho de haber pasado un día más en la oficina sin figurar, cuando llevas 15 años tratando de pasar desapercibido esto se vuelve un arte.

Contentarse de esperar el fin de mes y darse un único gusto, fuese una cena con la secretaria disfrazada detrás de una reunión con los colegas o de una tarde de motel con ella, o un fin de semana en la playa donde podía beber y bucearse carajitas de 20 años en bikini descaradamente mientras la frígida de su esposa estaba concentrada en la pantalla de su teléfono ignorandolo.

Cada día miraba con orgullo la foto de su hijo sobre el escritorio y añoraba reunirse con el a donde había emigrado para escapar de la falta de oportunidades de ese infierno comunista en el que si país se había convertido.

El sabía que no podría hacerlo, es que es tan comodo vivir en la casa que compro tu madre, que se fue hace tiempo también pensando en su salud y en la falta de medicinas, quitándole el problema de tener que pagar un alquiler. La frígida tenía entre ceja y ceja marcharse también pero hasta ahora había conseguido darle largas.

El piloto


Fuente
…uso el teléfono interno para darle instrucciones al equipaje de preparar al ganado que transportaba para aterrizar.

Había sido un vuelo como todos, aburrido y sin mayores incidentes. Mientras quitaba el piloto automatico comenzó a contarle al copiloto por enésima vez como había pasado una fogosa semana en Barbados con la aeromoza miéntras le contaba a su novia que estaba atrapado en Haití durante los disturbios.

Quería distraerse y pensar en el fin de semana de sexo y champagne que le esperaba con su novia, antes de seguir hacia la casa de su madre en la ciudad donde vivía su exesposa con su hija.

No sabía realmente porque estaba con ella ni como había empezado todo, pero le daba igual, la carajita era joven, extrovertida y divertida y eso le bastaba para justificarse y seguir viéndola aunque le empezaban a molestar los rollos mentales y las novelas que se montaba, y su insistencia en ir un paso más en la relacoon, aunque aún no eran razón para no disfrutar las fogosas sesiones de sexo y su melosidad.

El motero

Fuente
…pensaba en la rubia suicida que se había autoencasquetado mientras conducía a 230 km por hora hacia Holanda, lo que había empezado como algo divertido y prometedor se había convertido en una relación tediosa y agobiante, miéntras adelantaba carros a paso de tortura zigzagueando entre aburridos que respetaban el límite de velocidad y camiones de carga que caracoleaban por el canal derecho

En el norte de Ámsterdam sabía que bastaba hacer un tramo del periférico e igualarse a cualquier BMW o Mercedes negro que se paseara después de las tres de la mañana y luego seguirlo hasta cualquier salida que este escojiera para negociar un poco de polvos divertidos con los árabes en coche alemán.

Ese dato lo había aprendido en el bar de un amigo en su ciudad durante una borrachera con un estupido hell angel wannabe quien dijo cosas de más de las actividades no caritativas de su club.

Llevaba una vieja pistola que había pertenecido a su abuelo y que no se utilizaba desde la segunda guerra mundial como medida de protección, su breve paso por prisión le había enseñado a desconfiar de la capacidad de negocios de los árabes del norte de África y le había demostrado la falta de humanidad que los caracterizaba.

Nunca había disparado en su vida y era incapaz de hacerle daño a una araña aunque las odiaba, pero la pistola le daba una sensación de seguridad recomfortante.

Se decía a sí mismo que había dejado que las cosas con la rubia fueran demasiado lejos. Sin darse cuenta estaba atrapado en esa relación pues algo en el fondo de si mismo le indicaba que detenerla ahora sería el equivalente a tirar del gatillo y que ella no sobreviviría una ruptura.








Posted from my blog with SteemPress : http://reveur.rockdio.org/2018/08/21/episodio-1-de-3-historias-que-se-unen-decide-cual-continuamos-en-el-proximo-episodio/